Ácido hialurónico

chicarubia - copia

El ácido hialurónico:

Es un polisacárido del grupo de los glicosaminoglicanos y se encuentra en los tejidos de todas las especies animales desempeñando funciones importantes, su molécula que posee una propiedad higroscópica le da  la particularidad de retener gran cantidad de agua aportándole  la capacidad de dar volumen a los tejidos y un alto grado de hidratación.

El ácido hialurónico actúa como esponja molecular captadora de agua.

Este producto es un relleno no permanente, que debido a su origen de cultivos biológicos no necesita de test de alergias, aunque siempre es recomendable advertir a los pacientes que los preparados inyectables pueden contener trazas de impurezas en mayor o menor grado causantes de  reacciones de alergias e inflamación prolongada en un 3% de casos.

Los cambios de la piel se deben a diversos factores intrínsecos y extrínsecos como la edad, cambios hormonales, variaciones de la temperatura, exposición a radiaciones UV, medicamentos, productos abrasivos, etc., los que provocan la pérdida de este ácido hialurónico ocasionando una disminución de volumen de la dermis y una relajación de la misma dando a la piel un aspecto arrugado y envejecido.

Se inyecta superficialmente en la piel para rellenar las arrugas o más profundamente para dar volumen a los tejidos, no producen ningún tipo de reacción a cuerpo extraño por lo que no se producen fibrosis es decir que se integran a la piel de una manera muy natural otorgándole los beneficios de volumen e hidratación.

El ácido hialurónico se aplica en arrugas frontales, entrecejo, patas de gallo, pómulos y mejillas, surcos nasogenianos, arrugas peribucales, contorno  y volumen de labios, comisuras labiales, volumen de labios, líneas de expresión, óvalo del rostro, revitalización del cuello y el escote. Su duración varía entre 6 meses y 1 año.