Lifting

lifting

Lifting o ritidectomía facial y cervical- Rejuvenecimiento facial

El lifting consiste en tratar la flacidez de la cara y el cuello con la finalidad de suavizar o hacer menos visibles los pliegues y arrugas, mejorando así  los signos del envejecimiento, extrayendo la grasa sobrante, recolocando los músculos, y extirpando la piel sobrante de cara y cuello.

El lifting puede combinarse con otros procedimientos como la blefaroplastia,  rinoplastia, elevación de cejas, con el objetivo de conseguir un aspecto rejuvenecido global del rostro.

Está indicado para pacientes entre 40 y 65 años, pero también puede realizarse a personas de más edad. La cirugía de rejuvenecimiento facial puede durar varias horas sobre todo si va acompañada de otras  intervenciones. La anestesia utilizada es generalmente local y sedación y en ocasiones general, dependiendo de cada caso en particular.

Las cicatrices van ocultas en los pliegues naturales, tras el pelo a nivel de las sienes y detrás de las orejas.
Se colocan además unos drenajes aspirativos que se exteriorizan en la parte posterior de las orejas por unos días y posteriormente un vendaje compresivo suave que se retiran a las 48 a 72 h.

Los pacientes pueden sentir algunas molestias, sensación de adormecimiento que desaparece con el transcurso del tiempo, edema y algunos hematomas que se resuelven al cabo de dos semanas aproximadamente, momento en el que se comienzan a notar los resultados.

Se recomienda un reposo relativo durante la primera semana y actividad física pesada a partir del mes de la intervención.

Si deseas más información sobre este tratamiento, haz clic aquí.