Estimulador de colágeno

parejamaduros

Estimuladores del colágeno

Son tratamientos de remodelación facial  y corporal estimulador del colágeno, para la cara se busca conseguir un efecto lifting sin cirugía gracias a sus dos principales propiedades: remodelación-relleno y tensado cutáneo.

Por un lado tenemos componentes como el   ßTCP ( ß Tri Cloro Fosfato) y ácido hialurónico. Las partículas de  ßTCP una vez aplicadas en la dermis profunda producen  una estimulación tisular de los fibroblastos aumentando la síntesis de colágeno y elastina con lo que conseguimos una redensificación de la dermis. El ácido hialurónico a su vez por sus propiedades higroscópicas capta grandes cantidades de agua aportando a la piel una hidratación intensa y efecto tensor. Resultados que son visibles tras su aplicación inmediata, a medio y a largo plazo. Actúa inclusive como relleno facial  aportando volumen totalmente reabsorbible corrigiendo de esta forma las imperfecciones de la cara.  Está indicado en el modelado facial (mejillas, óvalo de la cara) y en el tratamiento de arrugas localizadas (surcos naso-genianos, arrugas malares, arrugas de la barbilla). Dependiendo de cada caso, se recomiendan de 2 a 4 sesiones con intervalos máximos de 3 a 4 semanas. Los efectos obtenidos tienen una duración aproximada de 2 años.

Por otro lado, tenemos componentes como el ácido Poli-L-láctico reabsorbible por el propio cuerpo en forma de suspensión apirógena estéril que se reconstituye a partir de polvo liofilizado estéril y agua estéril para inyecciones. Su efecto puede durar varios años, dependiendo de varios factores. Este producto  induce la formación de nuevo colágeno y engrosa la dermis produciendo un  aumento medible del grosor de la piel. Se utiliza  para aumentar el volumen en zonas deprimidas, especialmente para corregir depresiones cutáneas, como surcos, arrugas, pliegues, cicatrices de la piel, ojeras y para el envejecimiento de la piel. También es adecuado para correcciones de grandes defectos de volumen como los signos de pérdida de grasa facial (lipoatrofia). La profundidad de la inyección y la cantidad del producto que se utilizarán dependen de la zona que se tratará y del resultado que se desee obtener.

Se recomienda venir con la cara limpia y sin maquillaje y los días previos a su infiltración no haber tomado aspirina ni ningún otro producto derivado de esta medicación antiinflamatoria para evitar cualquier posible hemorragia. Es posible la aparición de pequeños hematomas a causa de los pinchazos recibidos durante la aplicación que normalmente desaparecen en un corto período de tiempo. Es importante minimizar la exposición del área tratada al sol o a la luz UV hasta que hayan desaparecido la inflamación inicial y enrojecimiento. Dependiendo del caso se recomiendan de 2 a 4 sesiones. Normalmente su efecto es prolongado y al cabo de unos años puede volver a repetirse.